Miel (2012)

para ensamble de flautas Paetzold y electrónica, escrita para Prime Ensemble

“Miel” está inspirada en la calidad vocal del sonido de la flauta Paetzold, resultado de una estrecha relación entre la presión del aire, la afinación y la dinámica del sonido. Esta vocalidad, evocando un sentido de redondez, da lugar a dos figuras musicales: curvas de dinámicas de notas largas que van desde el silencio hasta el sonido distorsionado del registro agudo, y glisandos cortos que se producen al cubrir lentamente el bisel de la flauta con la mano derecha. En contraste con estos gestos vocales humanos, la electrónica tiene un carácter maquinal. De la fusión entre sonido de la flauta Paetzold y el ruido de motores de máquinas, surgen una especie de máquinas de respiración sofocadas. El ensamble está compuesto por ocho flautas Patezold y un cuarteto de flautas dulces que se comportan como un solo instrumento de cuatro voces, inicialmente como un fondo estático, más adelante en primer plano como solistas.

Advertisements